Como realizar tus proyectos con excelencia.

  • ¿Que es lo que hace falta para terminar tu próximo proyecto con éxito?
  • ¿Cuando será que te sientes realizado o realizada con la conclusión de tu proyecto?

Puede que trabajes en una organización y quieras cumplir los objetivos del proyecto que se te encargó.

A lo mejor eres emprendedor/a o la persona tras una GRAN iniciativa: Ya sea una propuesta, un proyecto o una idea de negocio.

O simplemente te cuesta terminar cualquier tarea. No consigues planificar ni tomar las acciones necesarias para llevar los proyectos a buen puerto.

Cualquiera sea tu situación te propongo estás cinco ideas para que defines como llevar a cabo tu próximo proyecto.

PRIMERO
Hazte estas dos preguntas ANTES de aceptar la responsabilidad de un proyecto

Queda claro que aceptar o comenzar un proyecto conlleva mucho trabajo y responsabilidades. Por eso, antes de embarcar un nuevo proyecto haz estas dos preguntas

a) ¿Realmente tienes GANAS y PASIÓN para llevar a cabo el proyecto? ¿Te sientes identificado con esta causa?

Y

b) ¿Te sientes capaz y tienes las competencias necesarias para efectuar esta tarea con excelencia?

Si no sientes esas GANAS ni la PASIÓN, difícilmente vas a poder generar la creatividad necesaria para hacer de este proyecto uno muy excelente. Puede que hayas aceptado el reto por obligación, o por hacer un favor sin que te sientes identificado con la causa y eso no suele funcionar.

Por mucho que quieras ayudar a esa persona u organización, o por muy obligatorio que sea la función, no son razones con suficiente peso para sacar lo mejor de ti durante la ejecución de la tarea.

Lo mismo ocurre con tus capacidades y competencias. Si sabes que no tienes las capacidades o DUDAS de tus competencias y aptitudes, siempre obrarás con miedo. Obrando desde ese estado de ánimo es muy difícil llegar a crear cosas excepcionales. Luego te siente mal por no haber cumplido según las expectativas, por lo que vas a realizar un trabajo aún menos excelente. Y eso es un círculo vicioso.

SEGUNDO
¿Eres tu la persona adecuada para llevar el proyecto a cabo?

Puede que tu seas la persona impulsora del proyecto y tienes la pasión para dar la cara por él y para poner toda la maquinaria en marcha, pero a lo mejor no te sientes identificado, apasionado o capacitado para encargarte de toda la organización y la parte operativa del proyecto. A lo mejor este proyecto requiere de otros conocimientos o aptitudes que tu no puedes aportar, pero si lo podría llevar a cabo otra persona de la organización.

TERCERO
¡Ten claridad!

Muchas veces lo que falta para realizar un trabajo excelente es CLARIDAD. ¿Tienes claro qué significa la excelencia para tu proyecto? ¿Como sabrás si el proyecto es un éxito? ¿Que metas u objetivos habrán que cumplir para llamar éxito a este trabajo. ¿Cuando finaliza el proyecto? ¿Como medimos el progreso, como sabrás si vas por buen camino?

Un ejemplo muy simple: ¿Cuando sabrás si tu idea de negocio tiene éxito? Cuando factures cierta importe en el primer año o cuando vendes X unidades el primer mes o si consigues hacer tu primer gran cliente dentro de seis meses?

Saber medir el progreso es la única herramienta accesible para poder apalancar el éxito conseguido o (por lo contrario) reajustar el plan de acción cuando sea necesario.

CUARTO
Un plan de acción detallado.

Un calendario con fechas limites reales, pasos detallados a emprender con fecha de ejecución. Gente real haciendo tareas reales.

Un plan que dicta de antemano que acción hay que emprender cuando y quién carga responsabilidad para que se efectúe de este modo.

Porque no es lo mismo decir “Habría que hacer un logotipo” que “Juan se encargará de hacer los primeros tres bocetos del logotipo antes de martes y votaremos ese mismo día para escoger el diseño final.”

QUINTO
¡Ten enfoque!

Enfoca en como quieres que este proyecto sea único y diferente para todas sus integrantes. Para ti, para los colaboradores, y desde luego para los clientes o usuarios finales.

Haz que se significante para todos, una experiencia mágica en vez de “otro proyecto más del montón”

Enfoca en impresionar con la calidad de ejecución y eso se consigue enfocando en las personas.

Piensa en como afectará tu proyecto a los integrantes, para que todos se sienten identificados. Para que el proyecto aporte propósito, razón y servicio.

En conclusión: los proyectos no giran en torno a las acciones y los objetivos, sino en torno a las personas, empezando por ti mismo.

Si las personas se sienten identificados trabajarán con la mayor calidad posible, y con un trabajo cualitativo se logra la excelencia. Con la excelencia también viene la aprobación de aquellas personas que finalmente se beneficien del proyecto.

No olvides compartir este mensaje con algún amigo quien se puede beneficiar de este contenido 😉

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.